Una libèlula quieta en un estanque y un elefante en un bar,què de realidades y/o emociones se podrìan dar de presentarse estas dos situaciones ?……
 
Sin duda en cuanto a emociones,conmueve màs una libèlula quietecita en un estanque que un elefante entrando en un bar….
 
En cuato a realidades,hay pocas posibilidades por no decir ninguna que un elefante vaya por ahì entrando a un bar,por ejemplo a tomar una copa de licor para menguar sus penas,o acaso creen que estos dignos ejemplares no tienen sufrimientos?…el punto es que no serà con un tragûito como calman sus angustias,y cualquier personaje  conectado con las cosas posibles,le darìan poca importancia a esta imaginativa  versiòn.
 
No sucede asi con la libèlula,insecto que sì se encuentra al 100% en su ambiente (aire libre, pantanos, estanques, etc.) y que  almas enternecedoras,amantes de la naturaleza y de la vida animal se conmoverìan por su quietud alarmante,que de hecho es factible,pero preocupante porque normalmente estos animalitos son muy activos,volando de aquì para allà y de allà para aquì.
 
“NADA MÀS GRATO HACER VOLAR LA FANTASÌA POR LOS AIRES DE LA REALIDAD PORQUE SON EXCURSIONES QUE LA MENTE NECESITA PARA DESCANSAR “-Anònimo.