amor al dinero

 

Tacaños,amarretes,o como tambièn se les dice por acanga,devotos de la virgen del puño no son personajes raleados,abundan en todos los estratos sociales e incluso ètnias,tal es asì, que en este ùltimo caso grupos como los judios vienen arrastràndo este mote desde tiempos inmemorables,aùn cuando no todos los judios lo son.

Prostituta a cliente – por 50 lucas te hago lo que quieras,… cliente judio,bien ,entonces prepàrame un almuerzo. Otro Jacobo agonizando y en las ùltimas le dice a su hijo: Isacc,quiero que sepas que los cuatro carros,las dos casa,dos fàbricas de tela, te lo dejo….¡papi! ,soy tu hijo,te quedo muy agradecido,..sì,  hijito es venta , pero muy baratito para ti.

La avaricia judia està referida en el Nuevo Testamento,con la expulsiòn que Jesùs hace de los prestamista judios de los templos.Despuès en la Edad media, se acrecentò porque los reyes y nobles necesitaban dinero  y asi nombraron a los judios como prestamistas y recaudadores de los impuestos con la consiguiente furia de la colectividad contra èstos.

¡Cuàntas anècdotas de los famosos amarrados!, por eso si ves un tacaño por ahì,evita darle la mano sino quieres quedar en  ridìculo, porque no te la darà ya que piensa que puede perder sus huellas digitales.

Al tacaño, personaje pintoresco se le reconoce aunque ande disfrazado, usa terno que si era azul ahora està tirando a descolorido,zapatos que estàn en la ùltima lona,camisa de siete colores,parece aviador por las “alas” que se maneja-dice un desodorante ¿ para què?,..¡ cuesta caro!.

El amarrete por no pagar entradas a fiestas o festivales,se averigua el dìa que tù vas y se presenta en tu casa justo al momento que sales y con el cuento de cobrarte los intereses de tu prèstamo- como no lo tines, solo te queda invitarlo a la jarana  para que por ahora te perdone.Dentro de la fiesta hay que ver còmo bebe y come a tus costillas, el muy sapo sabe que tentràs que pagarle sus deseos si no quieres que te embargue tu depa.

El devoto de la virgen del puño siempre dice que està misio y en su zona le dicen sietemesino judio por flaco, ralo y porque siempre anda caido.

Otra de sus tretas es cuando le pagas algùn interès que le debes se hace el bueno y te invita un par de cervezas y a la hora de pagar,se hace el desentendido y se quita.

Alguna vez hemos sido tacaños pasajeros y tal vez con alguna razòn,pero dicen , ¡ay de aquellos! verdaderos amarretes permanentes no deben olvidar el principio del espejo universal: de lo que des,  recibiràs y con creces aumentado a la n potencia ,èsto para mi pensar,  demasiada imprecaciòn para estos desventurados personajes.

En fin que le vamos a hacer ya que en realidad en el fondo de ese  amor a guardarse todo(dinero, cosas, ideas etc,etc) no es apasionamiento  por las cosas (que aparentemente denota que lo fuera) sino es cuestiòn del caràcter de la persona, ellos son demasiados ordenados, organizados en todas las facetas de sus vidas y eso lo trasladan por ejemplo al ahorro en extremo.

Moraleja del asunto, ser austero no es ser tacaño,no te vayas al extremo que eso si es ser tacaño y si sufres de artrosis del codo al llevarte la  mano a la billetera, tambièn denotarà que sufres de “atrosis” del corazòn.