cuestionando a la naturaleza

Hay situaciones propias del gènero femenino por las que todas ineludiblemente tienen que pasar.No hay atajos, no pueden saltarse ninguno de estos procesos que la naturaleza les ha impregnado: la menstruaciòn el parto y la menopausia.

Las connotaciones de por sì de estos eventos,  no tienen nada de cuestionables , sino, es al contexto, al entorno en el que se desarrollan estos fenòmenos los puntos cuestionables.

Muchas mujeres se han preguntado el porquè a ellas les ha tocado lidiar con estos procesos,  fortuna?…bendiciòn?…  desgracia o castigo?, …acaso no hubiera sido mejor otra manera menos traumatizante y/o incòmodo de ser a los acompañantes de estos fenòmenos?.

Cinco o màs dìas de una  semana de  todos los meses de cada año, desde la pubertad hasta la dècada de los cuarenta-màs o menos 35 años, “condenada” a tener el mismo ritual: toallas higiènicas, no ropa clara esos dìas, y muchas veces soportar los benditos còlicos  que lo acompañan. Otro, los dolores atroces que se producen al traer una nueva vida al mundo-el dolor del parto es uno de los màximos dolores humanos; experimentos con este dolor trasladados a los varones, ninguno pudo soportar màs de dos horas su intensidad.

Y despuès tempranamente a causa de la natural disminuciòn de sus hormonas, pierden la lozanìa y tersura de su piel, es el marchitamiento de la belleza fìsica y lo màs incòmodo el acoso que trae esta reducciòn de hormonas : cambios del humor, dolor de cabeza,etc,etc, la que muchas veces necesitan ayuda mèdica.

Mientras que a las mujeres les suceden estas cosas , sus pares masculinos parecieran que estuvieran premiados y excentos de sufrir penalidades a lo largo de su existencia.Claro a los hombres tambièn les tocò tareas pero no tan duras como las ya lindando con las bromas, como ese  de afeitarse todos los dìas y rascarse  los……ademàs dicen por ahì que tambièn sufren de la andropausia,este tèrmino y su manifestaciòn pasan en ellos completamente desapercibido y no se compara con los ineludibles malestares de la menopausia, solo sirve como sinònimo de consuelo para las mujeres, para hacerles ver que ellos tambièn sufren???, lo que es una reverenda  mentira.

Frente a este enjuiciamiento del porquè, que alguna vez cruzò la mente de las mujeres, se alza en ellas el acostumbramiento y la paciencia del bìblico  Job, incluso hasta el orgullo de sentirse mujer.

Menstruar tiene el gran significado de tener un organismo apto para ser madre y no importa que sus acompañantes sean incòmodos, y el sufrimiento-dolor del parto se compensa con lo màs grande y hermoso de dar vida y ser madre, algo que los varones jamàs podràn experimentar.Por ùltimo llevan consigo una màxima cuando llegan a la menopausia, donde dicen elllas, que convierten su vida en un parque de diversiones, sin las preocupaciones de un aumento de su familia.

Y asì tras los primeros enjuciamientos que puedan existir, ellas asimilan bastante bien a los acompañantes engorrosos de estos procesos y la mayorìa dice , si existiera la reencarnaciòn pese a todo querrian se otra vez mujeres. Voto positivo por las valientes y dulces mujeres.