saludando

 

Sin lugar a dudas la estimaciòn el cariño y el afecto en sì entre las personas, traducido como contacto de los cuerpos varìa en el mundo según el àrea geogràfica y el aspecto cultural del lugar. Estampando un beso en la mejilla no tiene la misma interpretaciòn, en dos sitios diferentes en uno  serà un saludo y en otro un atrevimiento e invaciòn del espacio privado.

Los latinoamericanos y los del Caribe, ejercemos màs abierta y espontàneamente nuestra afectividad y estrechamos lazos màs duraderos con los familiares y amigos que conocemos, mientras que en los paìses del primer mundo estos lazos son y se van haciendo màs distantes conforme las personas crecen en todos los sentidos, en estos sitios es como si su espacio privado se hiciera màs amplio, no permitiendo que sea perturbado ni por sus familiares màs cercanos, salvo que sea estrictamente para aquietar el dolor, la tristeza o auyentar la soledad y los miedos.

El reflejo de esta diferencia en la manifestaciòn de los afectos se ve claramente en el saludo simple que se propician las gentes latinoamericanas por ejemplo respectoa a los lugareños del paìs del tìo sam.

Exactamente no se sabe desde cuando el beso como saludo  en los latinoamericanos fue incorporado en sus formas de trato con sus semejantes. Es de suponer que es un modismo importado o establecido por las culturas que nos conquistaron.

Un beso en la mejilla en latinoamerica y en otras partes del mundo es un ritual, un gesto, costumbre  de saludo ente las mujeres y entre hombres y mujeres. Hemos pasado en algùn tiempo del saludo con las manos que es màs distante serio a la forma màs estrecha màs amigable del beso para tener lazos màs cercanos y cordiales con las personas, se los da a un y al no conocido ( aunque este ya es un lance bastante intrèpido). En estos lares a  nadie incomada esta forma de saludo.

En la tierra del tìo Sam, tierra del hiperconsumo, pareciera que en el ambiente anduviera flotando un letrero especialmente hecho para los afuerinos y que estos deben ver, son como reglas que deben repetirse todos los dìas como mantra que te lleva a un proceso de acostumbramiento para andarse con cuidado de no invadir espacios privados: “no beso”, “no beso”…

Ningùn amigo o amiga de ese paìs son precisamente los indicados para saludarles estampando nuestros labios en sus mejillas, lo tomarìan con sorpresa o pensarìan que estamos equivocados que ellos no son nuestro primer amor o pensarìan inmediatamente que se encuentra frente a un gay. Menudo revès que encontrarìamos en esas tierras si ejecuatamos ese tipo de saludo.

Los gringos se saludan dàndose las manos, a veces ni eso, otras veces simulan cercanìas forzadas con abrazos que no alcanzan ni para cubrir las necesidades mìnimas de afecto.

Serà acaso que la forma de saludo serio formal es un  signo de desarrrollo de las culturas, un avance de la civilizaciòn?. Pareciera que asì lo estiman los gringos y cualquiera otra forma de saludo lo consideran una regresiòn de la cultura…algo asì como tocarse es una baja pasiòn, y el contacto fìsico solo debe rebelarse cuando los cuerpos se buscan para los fines sexuales. En fin nosotros nos quedamos con nuestras manifestaciones de mayor afecto traducidos en sìmbolos como del beso en el  saludo.

El beso como saludo