llegamos llorando

Risa y llanto son dos polos opuestos de nuestra sensibilidad ligados a la alegrìa y a la tristeza respectivamente. La diferencia es clara, pero en el origèn de estos opuestos, apuesto que no se habìan detenido a pensar, cual fue  primero.

En nuestra vida por sus circunstancias siempre estamos recorriendo los senderos de la alegrìa y de la tristeza, somos como partes de un pèndulo que nos movemos de uno a otro lado hasta que se agota nuestra energìa.

En un sistema pendular, no es claro decir dònde se inicia la oscilaciòn , si en el va o en el viene. Ahora, sì,  llanto y risa lo analogiamos con un sistema pendular, allì si encontramos que,  està definido quien fue  primero, sin lugar a dudas ha sido el llanto quien vino primero y despuès la risa apareciò y aparece lentamente y si se quiere podemos decir que aprendemos a reìr.

niña linda sonriendo

 

Venimos al mundo calladitos e inmediatamente pegamos un sonoro llanto que a mayor intensidad nos califica como vigorosos, luego este llanto estarà siempre latente, para expresarse con sus estìmulos fìsicos y espirituales dolorosos. Tiempo despuès aparece la sonrisa y de ahì a la risa hay pocos pasos y ¡ eureka!…descubrimos que esta sensaciòn es placentera, agradable, ya que siempre que reìmos nos inunda una sensaciòn de paz, tranquilidad y relajaciòn, y hasta podemos decir que estamos obligados a reìr si no se quiere que nos caiga un rayo olìmpico (enfermedades como la depresiòn, etc) de los cielos tormentosos.

Rie ahora, que mañana puede ser peor….

la risa remedio par los males