Secretos del Tiempo

Nadie es dueño del tiempo, el tiempo es libre y no como se dice que éste corre demasiado rápido y que generalmente no podemos  alcanzarlo y que finalmente decimos, “como se me ha ido el tiempo”. El tiempo no corre, ni se va a ningún lugar, lo cierto es que en la mayoría de las veces es que no hemos aprovechado lo suficiente un lapso de ese tiempo para hacer bien las cosas o sentirnos satisfechos. Lo que si podemos estar de acuerdo en el dicho de que “algunas cosas llevan tiempo…..y otras el tiempo se los lleva….”

En el estado actual de nuestros conocimientos, hay ideas inmutables y principios infrangibles como este : Somos meros pasajeros del tiempo viviendo apenas unos instantes de la eternidad…, no lo crees?,….vamos..! pregúntale al espejo..

Hace muchísimos años, cuando te veías en el espejo, en tu niñez y/o en tu juventud, hacias muecas, sacabas cachitas ( a quién..? al espejo..? ), con tu tierna figura  despreocupada de niñ@ insolente y/o con tu imagen hermos@ de rostro terso y de virginal  juventud.

Imagen de Niño y Juventud

Andando los años, llegaste a la edad madura o intermedia, ya lo sabes que estás en esa edad o sin no lo sabes, pronto estarás en llegar a esa etapa,  y lo sabrás cuando te mires al espejo y éste, como si fuera un acto de venganza de como en los primeros años le hacías muecas o te vanagloriabas con tu esbelta figura,  te devolverá tu imagen, donde todo lo que te  dió la madre naturaleza,  verás como el padre tiempo empieza a llevárselo. También sabrás que estás en la edad intermedia, cuando dejes de criticar a  la generación mayor y empieces a criticar a la generación más joven.

Imagen de Adultez

Por último en el colofón de la vida humana, en un símil de venganza consumada, el espejo devuelve  al  ser humano su  imagen, marchito por el tiempo, con arrugas en la cara, canas en los cabellos y un porte  como perdonando al mundo. Es este ,  el ocaso del ser humano en su aspecto físico, en la llamada tercera  edad y  su final, la ancianidad, aunque en otros aspectos como el de la experiencia, sabrá mucho, y  en tono de medias verdades y sobre todo en el modo irónico del que trata este artículo, este saber no le servirá de mucho,  porque en la generalidad , nadie le preguntará de lo que sabe ni le harán caso de lo que dice….

Tercera Edad

Anuncios